Inicio Enfermedades y nutrición Alimentos para Mejorar la Hipertensión

Alimentos para Mejorar la Hipertensión

2
94

La hipertensión se considera un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular, por lo que mantenerla dentro de unos niveles adecuados pude evitar complicaciones médicas futuras.

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias. Unos niveles de presión sanguínea, de forma continuada, por encima de 140 mmHg en sístole y 90 mmHg en diástole se consideran como hipertensión arterial.

Prácticamente en el 90 % de los casos la hipertensión es esencial o primaria, de causa desconocida y, en menos de un 10 %, secundaria a otros procesos, como enfermedad renal, cardiovascular, del sistema endocrino o el estrés psicológico.

En la hipertensión esencial, aunque no se conozca la causa, si está claro que existen una serie de factores que favorecen su aparición. La edad, el exceso de peso, el tabaquismo, el alcoholismo y el sedentarismo favorecen el aumento de la tensión arterial. También se observa una cierta predisposición genética a la hipertensión y de la raza y sexo. Los negros tienen más posibilidades de desarrollar esta enfermedad que los blancos. Los hombres tienen mayor riesgo que las mujeres hasta la edad de 55 años; a partir de esta edad el riego se iguala y a partir de los 75 años, las mujeres tienen más posibilidades de desarrollar hipertensión arterial.

En cuanto a la alimentación, hay algunas personas que son más sensibles a la sal y su consumo excesivo puede causarles hipertensión arterial. Las dietas ricas en sal y pobres en potasio son poco recomendables para el cuidado de la tensión arterial, si bien no son, normalmente, su causa.

Algunos alimentos, por nutrientes presentes en su composición, pueden ayudar a combatir la hipertensión, como los alimentos ricos en potasio, calcio, vitamina C y bioflavonoides, además de algunos por sus propiedades medicinales.

El potasio regula junto con el sodio el contenido de agua en el exterior e interior de las células. Se podría decir que el potasio contrarresta los efectos del sodio, por lo que una dieta rica en potasio favorece la eliminación de líquidos y ayuda a reducir la presión arterial. Alimentos que destacan por su contenido en potasio son las patatas, los calabacines, los melocotones, los guisantes, el melón, los dátiles o los plátanos.

El calcio y el magnesio son minerales cuyo consumo también se asocia a una reducción de los niveles elevados de tensión arterial. El calcio puede incorporarse a la dieta a través de la leche y derivados lácteos, siendo de elección en este caso las presentaciones desnatadas y sin sal, o procedente de fuentes vegetales como el sésamo, el brócoli, las almendras o las legumbres. El magnesio abunda principalmente en alimentos de origen vegetal, como frutos secos, cereales integrales, legumbres, plátanos, aguacates y vegetales de hoja verde.

La vitamina C, junto con los bioflavonoides, favorecen la elasticidad de las paredes de los vasos sanguíneos. Unas arterias que no ofrecen resistencia al flujo sanguíneo son una protección frente a la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares. La vitamina C se encuentra en frutas y verduras frescas, destacando los kiwis, pimientos, cítricos, las coles y las bayas (moras, frambuesas, arándanos…). Los bioflavonoides (antioxidantes polifenóles) se encuentran normalmente acompañando a la vitamina C y también en otros alimentos como el chocolate negro, la manzana y el trigo sarraceno.

El tomate tiene un componente llamado licopeno, con un gran poder antioxidante y que ayuda a mantener la salud de las arterias y que conserven su flexibilidad para dilatarse y contraerse al paso de la sangre.

El ajo es un alimento que tiene propiedades medicinales para mejorar la hipertensión. Las propiedades antioxidantes de los compuestos azufrados que contiene favorecen la reducción de la presión arterial. Además de este efecto, disminuye la agregación plaquetaria y la formación de trombos y tiene actividad hipolipemiante e hipocolesterolemiante, siendo un alimento de gran valor para la prevención de la aterosclerosis y las enfermedades cardiovasculares.

 

2 Comentarios

  1. Janiel Humberto Pemberty

    21 febrero, 2013 en 16:10

    Excelente pagina. Muchas gracias por ayudarnos a todos a mantener una optima salud y de paso enseñarnos a comer bien y a disfrutar la vida.

  2. Maritza

    26 abril, 2013 en 00:23

    Muy interesante e importante que tengamos amplio conocimiento de esta enfermedad que afecta auna gran cantidad de personas y que a veces no tienen un buen conocimiento sobre la hipertensión y las formas de vivir mejor y del autocuidado, para tener una mejor calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *