Inicio Dieta equilibrada Comer Mejor a partir de los 40 años

Comer Mejor a partir de los 40 años

1
436

A partir de los 40 años nuestro organismo comienza a responder de forma diferente tanto a nivel de la forma física como del metabolismo. Dependiendo de la persona, estos cambios pueden aparecer más o menos temprano y ser de distinta intensidad, ya que están influidos por multitud de factores, pero sobre todo por los hábitos de vida, jugando un importante papel la alimentación y la actividad física.

El cambio más evidente que se produce en la edad madura es el descenso de la actividad hormonal (de la testosterona en los hombres y de los estrógenos en las mujeres), que es el mayor responsable en todos los cambios metabólicos y como consecuencia, físicos que aparecen en el organismo.

Otro hecho muy importante es que nuestro organismo necesita cada vez menos energía para mantener sus funciones vitales, es decir, hay un descenso del gasto metabólico. Si no se modifica la dieta, es más fácil que se acumule grasa de reserva, en el vientre bajo en la mujer e intraabdominal en el hombre.

Un programa de entrenamiento, que mantenga en la medida de lo posible la masa muscular, y una correcta alimentación, ayudarán a mantener el metabolismo elevado y aumentarán el consumo de calorías evitando la formación de grasa.

Hay algunos alimentos que están especialmente recomendados en esta etapa de la vida, por su contribución al mantenimiento del peso y/o al bienestar general:

· Tomar agua con limón para reemplazar a refrescos y bebidas con alcohol.

Esta bebida es depurativa, por lo que puede ayudar a perder peso y aporta importantes antioxidantes como son la vitamina C y los bioflavonoides. Además, laa reducción del consumo de refrescos colabora al cuidado de los huesos.

· Semillas de Lino.

Aportan fibra, que ayuda a calmar el apetito y favorece la función intestinal. También son una excelente fuente de ácidos grasos Omega-3, que mejoran la salud cardiovascular, y de Lignanos, nutrientes con inportantes beneficios sobre el sistema hormonal femenino.

· Condimentos picantes.

Aumentan el metabolismo y aceleran el gasto calórico.

· Canela.

Se puede intentar sustituir el azúcar por canela. Esta especia ayuda a reducir los niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos en la sangre, mejorando la salud cardiovascular.

· Fibra.

Un dieta con preferencia por los alimentos integrales es más rica en vitaminas y minerales y contribuye a aumentar el gasto de calorías y a reducir el apetito.

· Salmón.

Es rico en vitamina D, Calcio y otros nutrientes fundamentales durante toda la vida, pero sobretodo después de los 40 años.

· Germen de trigo.

El Germen de Trigo es un alimento rico en proteínas, grasas, y vitamina E, entre otros nutrientes, que ayudan a rejuvenecer la piel

· Otros.

No se debe tampoco olvidar en esta etapa de la vida la recomendación general de consumir frutas tres veces al día, una de ellas ser rica en vitamina C, hidratarse correctamente, bebiendo al menos 2 litros (8 vasos aproximadamente) de agua al día y tomar ensaladas diariamente, que sean de muchos colores para asegurarnos la variedad en los sentidos y en la nutrición.

Un comentario

  1. Lorena Velarde

    21 octubre, 2015 en 14:12

    Son muy buenos sus consejos gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *