Inicio Superalimentos Los Frutos Rojos

Los Frutos Rojos

0
96

Los frutos rojos también llamados frutas del bosque, como la fresa, los arándanos, frambuesas, grosellas y moras, contribuyen a combatir el envejecimiento físico y mental.

Además de abundante agua, contienen también vitaminas, oligoelementos y antioxidantes (principalmente bioflavonoides) entre otros nutrientes, que ayudan a prevenir y mejorar enfermedades como la hipertensión, problemas cardiovasculares e infecciones.

Las frutas del bosque estacan por su importante papel como antioxidantes, capaces de bloquear radicales libres causantes de daño celular y que están implicadas en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cáncer y en trastornos degenerativos.

Dentro de los antioxidantes que aportan los frutos, el betacaroteno o provitamina A tiene un importante papel como preventivo del cáncer y como ayuda para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Otro carotenoide con propiedades antioxidantes presente en estos frutos, el licopeno, es conocido por sus beneficios para proteger a las células del estrés oxidativo, que provoca la aparición de tumores, actuando como preventivo del cáncer de pulmón, próstata, estómago, colon, recto, boca, piel, matriz, mamas, esófago, faringe y páncreas.

A nivel del sistema nervioso central, los nutrientes que aportan los frutos rojos son capaces de activar un mecanismo por el cual el cerebro limpia y recicla las proteínas tóxicas, relacionadas con la pérdida de memoria por la edad.

Los frutos rojos también destacan por su contenido en vitamina C, que junto con los bioflavonoides favorecen la eliminación de líquido y toxinas retenidas en el organismo, evitando la retención de agua. La combinación de estos nutrientes también favorece una mejor estructura de las venas y capilares, evitando la hinchazón de piernas o la hipersensibilidad al frío en las extremidades.

Como toda fruta fresca, las frutas del bosque contienen fibra, principalmente soluble. Favorecen el tránsito intestinal y la sensación de saciedad, regulan la entrada de la glucosa a la sangre y reducen el colesterol que finalmente llega al interior del organismo.

Para medir la capacidad antioxidante de los productos naturales de una forma objetiva, y que permita hacer comparaciones entre ellos, se ha establecido la puntuación ORAC (Oxygen Radical Absorbance Capacity), que mide la capacidad que tiene un extracto natural para bloquear radicales libres.

Una puntuación ORAC alta indica que el extracto es mejor que otro con menor puntuación para proteger las células del cuerpo frente a los radicales libres y su daño.

Se recomienda tomar entre 3.000 y 5.000 unidades ORAC al día, mucho mas de lo que se consume habitualmente. Se estima que las personas que toman las cinco raciones recomendadas de frutas y verduras diarias solo obtienen, alrededor de 2.000 unidades ORAC diarias, por lo que muchos expertos en nutrición recomiendan añadir un tazón de frutos rojos a la dieta habitual o bien tomar algún concentrado (zumos, licuados…) o suplemento que complemente el aporte antioxidante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *