Inicio Intolerancias a alimentos Mejorar la Digestión para Adelgazar

Mejorar la Digestión para Adelgazar

7
175

El aumento de peso junto con síntomas como migrañas, tos crónica, mucosidad frecuente, flautulencias o pelo y uñas frágiles puede indicar que hay alimentos de la dieta que están produciendo una intoxicación.

La digestión es el proceso químico por el cual se consiguen los nutrientes que el organismo necesita en una forma que puede asimilar. Todo lo que comemos repone los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para su buen funcionamiento, por lo que si la digestión es incorrecta el organismo estará mal nutrido y su funcionamiento no será el adecuado. Pero además, en muchos casos, la rección del organismo ante una mala digestión es la causa del sobrepeso.

Cuando hay una mala digestión el organismo no consigue los nutrientes que necesita y además se forman partículas que actúan en el organismo como toxinas, desencadenando una reacción alérgica retardada.

Al no estar bien nutrido, el organismo pedirá que comamos. Y la tendencia será a comer los alimentos habituales y, entre ellos estarán los que se digieren mal, con lo cual no se consiguen reponer los nutrientes necesarios pero se siguen aportando calorías continuamente, por lo que si no se rompe el círculo apetito – mala digestión – intoxicación – mala nutrición – apetito se engorda.

Ante la presencia de las toxinas (antígenos) producidos por la mala digestión el organismo retiene líquidos, para diluirlas y minimizar así su efecto. Una vez que se ha estabilizado en esta situación necesita mantenerla, por lo que demanda más toxinas, creando un apetito selectivo por los alimentos que producen las producen, o sea, los alimentos que se digieren mal. Se entra así en un círculo vicioso de malas digestionesintoxicaciónapetito selectivo (adicción)mala digestión.

Los síntomas de esta intoxicación son muy variados, y muy frecuentemente se confunden con otras afecciones:

· Migrañas, desmayos, dolor de cabeza en ojos y sienes, vértigos, sensación de tener la cabeza llena.

· Ojos llorosos, visión borrosa.

· Rinitis (goteo de la nariz), excesiva formación de moco, tos crónica.

· Dolor de oídos, tinitos (zumbidos o pitidos en los oídos).

· Palpitaciones, taquicardia, asma, congestión en el pecho.

· Ansiedad, depresión, llanto, comportamiento agresivo, ataques de pánico.

· Nauseas, vómitos, diarrea o estreñimiento, hincharse después de las comidas, flautulencias.

· Urticaria, dermatitis, sarpullido, palidez, piel seca, caspa, uñas y pelo frágiles.

· Sindrome premenstrual, fatiga crónica, debilidad, dolores musculares.

· Aumento de peso injustificado, dificultad para perder peso, obesidad.

Es habitual estos síntomas que se atribuyan a una causa equivocada, que no llega nunca a confirmarse, y la persona afectada consulte a multitud de especialistas médicos sin encontrar una respuesta concluyente ni un tratamiento exitoso, solo un poco de alivio a sus síntomas, en el mejor de los casos.

Detectar los alimentos mal digeridos mediante un análisis de sangre, que detecte los anticuerpos específicos producidos frente a los alimentos habituales, es la clave para empezar a solucionar la intoxicación del organismo por los alimentos mal tolerados. La intolerancia a alimentos no es una alergia, por lo que el test de alergias no la detecta.

Una vez que los alimentos que el organismo no tolera se retiran de la dieta habitual la mejoría es rápida y evidente:

· Todo lo que se come se digiere correctamente. El organismo comienza a remediar sus carencias y se limpiará progresivamente de los productos perjudiciales.

· En el momento en el que el organismo se encuentra bien nutrido se reduce el apetito y se consumen solo las calorías precisas, por lo que es frecuente que se baje de peso con muy poco o ningún esfuerzo.

· Al reducirse los niveles de toxinas, también desaparece la adición a determinados alimentos.

Aunque no se conozcan los alimentos mal tolerados, se puede comenzar a actuar para mejorar la nutrición mientras se investigan las intolerancias alimentarias:

· Retirar los alimentos que más frecuentemente son causantes de intolerancias, como los cereales con gluten y los lácteos u otros alimentos que contengan lactosa.

· Reforzar la digestión con suplementos que la estimulen, como las enzimas digestivas, la betaína clorhídrica (betaína HCl) o los extractos de alcachofa, boldo o cardo mariano.

7 Comentarios

  1. inmaculada

    7 Diciembre, 2012 en 23:35

    Gracias por tu articulo, me ha sido de gran ayuda. Padezco de hipotiroidismo y aumento de peso continuamente, y tengo las digestiones pesadas. Llevo tiempo tomando enzimas digestivas y la verdad es que funcionan, pero no sabía lo del análisis de intolerancia a alimentos. Lo pediré y comprobaré que alimento me perjudica, ya que tengo muchos de los sintomas que citas en tu articulo. Gracias

  2. Begoña

    8 Diciembre, 2012 en 16:45

    Hola. Tengo todos los sintomas que expone el articulo. ¿Me podéis aconsejar? Gracias.

  3. Nutrición ecológica

    12 Diciembre, 2012 en 12:04

    Lo más recomendable es detectar que alimentos se digieren mal y retirarlos de la dieta habitual. También se puede probar a tomar enzimas digestivas para descartar que no sea un problema de producción insuficiente de estos elementos por parte del organismo.

  4. Itxaso

    23 Enero, 2013 en 10:32

    Llevo más de un año con problemas de salud y no saben qué decirme los médicos. Llevo unas semanas lleyendo sbre la intoxicación alimentaria y tengo casi todos los síntomas. ¿Qué tipo de análisis he de pedir para descubrir si mis problemas son de eso? Me he quitado la lactosa y he cambiado mi alimentación, estoy un poco mejor, pero no demasiado. ¿Qué mas `puedo hacer? Tb tomo boldo y cardo mariano. Será malo tomar ambas cosas? Gracias!!!

  5. Nutrición ecológica

    24 Enero, 2013 en 06:29

    Hola Itxaso,
    Combinar boldo y cardo mariano es muy adecuado, te irá bien para depurar. Como estás haciendo, elimina de tu dieta la lactosa y si puedes también el trigo y los alimentos con gluten. Los efectos beneficiosos de una dieta libre de alergenos no son inmediatos, el cuerpo primero tiene que reponerse del daño causado, y a veces puede que incluso, al principio, te sientas peor, porque hay una especie de “adicción” por las sustancias tóxicas de la dieta, así que paciencia y constancia.
    Hay laboratorios de análisis clínicos que realizan análisis de intolerancia a alimentos en sangre, que detectan que alimentos no toleramos bien.

  6. S.M

    17 Octubre, 2013 en 19:55

    hola quisiera saber a quien acudir en Tarragona para hacerme este análisis gracias

  7. marina

    4 Abril, 2015 en 23:37

    Tengo muchos sintomas de los que han dicho,le dire que yo perdi 20 kilos,con las pastillas xenical y luego deje de perder peso,luego deje las pastillas y empeze ha hacer acompuntura y perdi 22 kilos mas ,luego me quede estancadoy alcabo de unas semanas enpeze ha engordar otra vez , llebo 11 kilos otra vez de mas y sigo con la acumpuntura y la dieta,,puede ser que tenga mala digestion y por eso me engorde ,estoy desesperada ya no se que hacer me pueden decir si puede ser por mala digestion y que puedo hacer gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *