Inicio Sin categoría Remolacha, color para la salud

Remolacha, color para la salud

1
63

La remolacha (Beta vulgaris) es una hortaliza de la cual tanto las hojas como la raíz son comestibles. Existen numerosas variedades de la especie. Algunas se emplean para la alimentación humana, otras como pienso para ganado, y otras para la producción de azúcar

La variedad de remolacha de mesa tiene unas raíces gruesas, rojas y carnosas, que se consumen principalmente cocidas. El color se debe a dos pigmentos, la betacianina y la betaxantina, indigeribles, y que por ser totalmente inocuos se usan frecuentemente como colorante en productos alimentarios.

La remolacha es un alimento de moderado contenido calórico, ya que tras el agua, los hidratos de carbono son su componente más abundante. Es una de las hortalizas más ricas en azúcares, principalmente sacarosa.

La remolacha tienen alto contenido de fibra, tanto soluble como insoluble, que ayuda a combatir el estreñimiento y a mantener unos niveles saludables de colesterol y glucosa en sangre.

En cuanto a las vitaminas la remolacha destaca por su riqueza en ácido fólico (vitamina B9), que previene defectos del tubo neural en el feto, interviene en la formación de anticuerpos en el sistema inmunológico y ayuda a prevenir las enfermedades cardíacas y la anemia. También aporta otras vitaminas del grupo B, como la B1, B2, B3 y B6 que, entre otras funciones, favorecen el metabolismo de los azúcares, la conversión de los alimentos en energía y contribuyen a una mayor estabilidad del sistema nervioso.

En relación con los minerales, la remolacha es rica en yodo, sodio y potasio. Están presentes en menor cantidad el magnesio, el fósforo y el calcio, aunque este último es muy poco asimilable por el organismo. El yodo es un mineral indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides, que reguladora del metabolismo, mientras que el potasio y el sodio son necesarios para la transmisión y generación del impulso nervioso y la actividad muscular, además de intervenir en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

La remolacha es rica en flavonoides, un tipo de pigmentos que suelen acompañar a la vitamina C en la naturaleza y que han cobrado gran importancia para la salud porque mejoran la absorción y los efectos de la vitamina C y son sustancias antioxidantes y antiinflamatorias por si mismas. Son especialmente importantes para mantener la estructura y la fortaleza del colágeno de la piel y de los vasos sanguíneos. Ayudan a reforzar la estructura de los vasos sanguíneos y evitan la retención de líquidos, estando indicados para problemas de circulación, así como en situaciones que haya un especial estés oxidativo, como el ejercicio físico intenso, alta contaminación ambiental, el tabaquismo, las infecciones, el estrés, dietas ricas en grasas y la sobre exposición al sol.

La remolacha es rica en un tipo de ácido orgánico conocido con el nombre de ácido oxálico, y que tiene la capacidad de formar en el intestino complejos insolubles con minerales como el calcio y el hierro que impiden su asimilación. Además, hay personas que tienen predisposición a formar cálculos en el riñón de “oxalato de calcio”, por lo que deberían restringir el consumo de remolacha de su alimentación, pero no es problemático si no existe esta tendencia.

Gracias a la abundancia de potasio respecto al sodio en la remolacha esta hortaliza posee una acción diurética, que favorece la eliminación del exceso de líquidos del organismo, siendo beneficiosa en caso de hipertensión, hiperuricemia y gota, cálculos renales (salvo de oxalato de calcio) y retención de líquidos. Junto con los líquidos también se eliminan sustancias de desecho, contribuyendo a la detoxificación del organismo.

De la remolacha, además de la raíz se pueden consumir las hojas, muy similares a las de la acelga, ya que pertenecen a la misma familia. También es muy apreciada en forma de jugo, que se enriquece en hierro dando lugar a un producto altamente eficaz para el tratamiento de la anemia causada por falta de este mineral.

Un comentario

  1. mirellapaula

    22 Noviembre, 2013 en 04:39

    me qusta quiero estar sana gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *