Inicio Sin categoría Tómate tu Tiempo para Comer

Tómate tu Tiempo para Comer

1
71

Comer sano no solo es cuestión de seleccionar alimentos saludables y cocinarlos de forma adecuada, sino que también requiere de dedicarle un tiempo para disfrutar cada una de las comidas.

Comer de forma pausada tiene grandes beneficios, y ayuda a reducir el peso de forma más eficaz, a mantenerlo más fácilmente, a tener mejores digestiones y a obtener el máximo beneficio de los nutrientes que contienen los alimentos.

Masticación completa para mejorar la digestión

El proceso de digestión comienza en la boca, con la masticación, que divide el alimento en pequeñas porciones, mejor digeridas en estómago e intestino cuanto más pequeñas sean. Además la saliva contiene enzimas que comienzan la digestión del alimento desde el primer momento, por lo que es conveniente que cualquier comida, incluso líquidos, sea ensalivada antes de tragarla.

Al mejorar la digestión el organismo está más cómodo, más tranquilo, y se evita la formación de gases y la hinchazón abdominal.

Comer más lento para comer menos calorías

El estómago necesita de unos 15 – 20 minutos para transmitir al cerebro la sensación de plenitud. Al comer más despacio, damos tiempo a que se procese esta información, y acabamos la comida habiendo tomado la cantidad justa de alimento que necesitamos. Si no le damos este tiempo al estómago, es muy probable que se siga comiendo por encima del límite saludable para el estómago, lo que además de suponer una sobrecarga digestiva, aporta calorías innecesarias que muy probablemente acaben en forma de depósito graso.

Disfrutar de la comida también “llena”

La sensación de saciedad o plenitud no solo depende de la cantidad de alimento ingerida, sino que también esta muy influenciada por el placer que obtenemos en nuestros sentidos del hecho de comer. Cuando se come de forma pausada se disfruta más de los sabores, aromas y texturas y se hace más prolongado el placer de comer, favoreciendo la satisfacción digestiva y mental.

Es recomendable comer sentado y utilizar cubiertos, que obligan a comer de forma más pausada y favorecen el contacto visual con el alimento, que también forma parte del placer sensorial. Siempre es mejor comer acompañado, conversando de forma tranquila, de manera que sea un momento también agradable a nivel personal. Si se ha de comer solo, es mejor no leer ni trabajar durante este momento, ya que no se atenderá correctamente a ninguna de las dos cosas.

Un comentario

  1. Olga

    22 Diciembre, 2013 en 14:10

    Està molt be, ens hem de donar temps i donar temps al temps, i el temps es el que tenim. Bon Nadal i amb un 2014 amb: ampatia, estima incondicional-ment, fluïdesa i tot el que desitgem.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *